Cómo evaluar costes y beneficios. La caja de BCG.

En la década de lo setenta, Boston Consulting Group desarrollo un método para determinar el valor de las inversiones en las cartera de una empresa. La matriz de cuatro campos distingue entre cuatro tipos de inversiones:

  • Vacas Lecheras: tienen una importante cuota de mercado pero una tasa de crecimiento baja, lo cual significa que no cuestan dinero pero que prometen una rentabilidad alta. Veredicto de lo expertos: sacarles el máximo.
  • Productos Estrella: tiene una importante cuota de mercado y una tasa de crecimiento alta. Pero su crecimiento devora dinero. La esperanza es que los productos estrella se conviertan en vacas lecheras. Veredicto de los expertos: invertir.
  • Incógnitas: también llamados “niños problemáticos”, tienen un alto potencial de crecimiento pero poca cuota de mercado. Con mucho apoyo (financiero) y persuasión pueden convertirse en productos estrella. Veredicto de los expertos: una decisión difícil.
  • Perros: son unidades de negocio con una participación baja en e un mercado saturado. Solo deben conservarse s i tienen algún valor aparte del financiero (por ejemplo un proyecto personal o que favorezca a un amigo) Veredicto de los expertos: liquidar.

Los multimillonarios son personas que empezaron tan solo como millonarios. Jerry Lewis.

Cómo encontrar la solución correcta. El análisis SWOT.

Como el análisis SWOT (por sus siglas en inglés), se evalúan los puntos fuertes (Strenhths), las debilidades /Wealknesses), las oportunidades (Opportunities) y las amenazas (Threats) identificadas en un proyecto. La técnica se basa en un estudio de los años sesenta de la Universidad de Stanford, que analizó datos de las empresas que formaban parte de Fortune 500. dicho estudio halló una discrepancia del 35 % entre los objetivos de las empresas y lo que se llevaba a cabo realmente. El problema no era que los empleados fueran incompetentes, sino que los objetivos eran demasiado ambiguos. Muchos trabajadores ni siquiera sabían por que hacían lo que hacían. El SWOT se desarrolló a partir de los resultados d ese estudio, para que las personas involucradas en un proyecto consiguieran entenderlo mejor.

Vale la pena tomarse un tiempo para pensar en cada paso del análisis SWOT en lugar de limitarse a rellenarlo a toda prisa. ¿Cómo podemos hacer hincapié en nuestros puntos fuertes y compensar (o disimular) nuestras debilidades? ¿Cómo podemos maximizar las oportunidades?¿Cómo podemos protegernos de las amenazas?.

Lo interesante del análisis SWot es su versatilidad: puede aplicarse con éxito tanto en los negocios como en las decisiones personales del día a día.

<< Existe una solución pero no se ajusta al problema>>

Como trabajar más eficiente. La Matriz de Eisenhower.

Se cree que el presidente estadounidense Dwight D. Eisenhower dijo una vez. “Las decisiones más urgentes rara vez son las más importantes” Eisenhower e consideraba un experto de la gestión del tiempo, estaba convencido de que tenía la capacidad de hacerlo todo cuando debía de hacerse. Con el método Eisenhower, aprenderá a diferenciar entre lo que es importante y lo que es urgente.
Sea cual sea la tarea que tengamos sobre nuestra mesa, hay que empezar por desglosarla según el método Eisenhower (ver la figura), y luego decidir como proceder. A menudo nos obcecamos en el campo de lo “urgente e importante”, en ellas cosas que debemos tratar de inmediato. Uno debe preguntarse: ¿cuándo me ocupare de las cosas que son importantes pero no urgentes? ¿Cuándo buscaré tiempo para ocuparme de las tareas importantes antes de que éstas se conviertan en urgentes? Estamos en el terreno de las decisiones estratégicas a largo plazo.
Otro método para organizar mejor el tiempo se atribuye al multimillonario Warren Buffet. Se trata de hacer una lista con todo lo que uno quiere hacer un día determinado. Se empieza con la primera tarea de la lista y sólo se puede pasar a la siguiente una vez terminada la primera. Cuando terminamos una, la tachamos este método se convierte en un simple método pues todos bien sabemos que las comenzamos y no depende el finalizar de uno mismo, pero si marcamos las acciones que están pendientes de nuestra actuación o de la terceros es un método más que valido.

<< Más vale tarde que nunca. Pero es mejor que nunca sea tarde.>>