Lectura recomendada: Todos se comunican, pocos se conectan

A pesar de todos los recursos con los que contamos hoy en día (desde las cartas escritas hasta las redes sociales) pareciera que cada vez estamos más lejos los unos de los otros.

Y es que, en realidad, todos nos comunicamos, pero muy pocos somos capaces de establecer relaciones significativas y que realmente sean provechosas para ambas partes.

Tal y como dice el propio autor, lo importante es “concentrarnos en los demás, ayudarlos y sonreír”; este es en pocas palabras el gran axioma a partir del cual se desarrollan todas las relaciones.