Humor. Consultor aficionado

Estándar

Un buen día decido montar una consultoría, y me lanzo a la búsqueda de clientes a los que ofrecer mis servicios. Harto de dar vueltas por la ciudad en una infructuosa búsqueda de clientes, decido salir y dar un paseo en mi descapotable por el campo.
Tras varios kilómetros me encuentro a un pastor con un rebaño enorme de ovejas pastando. El pastor estaba apoyado a la sombra de un árbol, aparco el coche y me dirijo hacia él.

– Buenas tardes caballero.
– Buenas, ¿qué se le ofrece? 
– ¿Si acierto cuantas ovejas tiene y de que clase? ¿Me daría una? 
– Es bastante improbable, pero venga acepto la apuesta. 
– Tiene usted 315 ovejas churras y 212 merinas. 
– Increíble, ha acertado usted a la primera, adelante coja la oveja que quiera….

Selecciono una de las ovejas u cuando voy hacia el coche, el pastor reclama mi atención.
– Si yo adivino su profesión, ¿me devuelve la oveja y cien euros? 
– De acuerdo. 
– Es usted un consultor aficionado. 
– ¿Como lo ha sabido? 
– Porque ha llegado aquí ofreciéndome un servicio que no he solicitado; me cobra por darme una información que yo ya tenía, y es aficionado porque no tiene ni idea de este campo. 
– ¿Porqué dice que no tengo ni idea? 
– Porque pudiendo escoger cualquiera de las 527 ovejas, se ha llevado al perro.