Piensa como tu cliente antes de venderte

Estándar

Cuando vamos presionados por los objetivos, porque no salen las cuentas, o simplemente tenemos poca paciencia para ‘vendernos’ al cliente o a nuestro propio entorno, tomamos la vía rápida intentándole embaucar con el producto o servicio que más nos interesa vender en ese momento, no ajustándonos a lo que nuestro cliente necesita, perdiendo un precioso tiempo, que puede llevar incluso a la pérdida de un cliente potencial.
Por tanto, para ser más eficaz al tratar de conseguir que un cliente se acerque a nosotros, tenemos que pensar en qué espera este de nosotros, en qué podemos ayudarle o en cómo podemos solucionar su problema, en definitiva, para atraer a nuestro cliente tenemos que pensar como él.
Para ello, es fundamental conocerlo, conocer su actividad, tener cierta sensibilidad por el sector en el que desarrolla la actividad mercantil, etcétera. De tal manera que nos podamos anticipar a las preguntas, aportándole algo más que hacen los competidores, soluciones eficaces para problemas concretos, empezando nuestra presentación con expresiones del tipo “hemos considerado que para solucionar los problemas de” en lugar de “vengo a ofrecerle”.
Solo de esta manera lograremos atraer la atención de nuestros clientes, jefes y marcar la diferencia con otras empresas o departamentos que lo único que hacen es distraer y desinformar, al perder un precioso tiempo en una estrategia que no conseguirá el objetivo, acercarnos al cliente y/o estrechar nuestra relación comercial.
Que quiero decir con esto que muchas veces tenemos que enseñar, poner en el escaparate de nosotros mismo lo mejor de nosotros, la similitud que le hago siempre a mi gente tratar a los demás sean compañeros, clientes …….. como os gustaría que os tratasen a vosotros. El resultado no tarda en venir pues tu mismo te contestas a las preguntas que le harías si fueses cliente.

Como Elaborar tu Estrategia de Personal Branding Paso a Paso

Estándar

El personal branding es la rama del marketing que se dedica a construir y potenciar nuestra marca personal de acuerdo a nuestros objetivos prefijados. O dicho de otro modo, es ese paquete que contiene nuestro conocimiento, nuestra imagen, nuestro nombre y demás caracteres que nos identifican y los presenta al público de una forma ordenada y coherente con vistas a conseguir un objetivo prefijado.
Sin lugar a dudas trabajar en tu marca personal es el paso más inteligente que puedes dar en la Red 2.0. ¿Por qué? Porque te permite ser conocido por tus targets (gente que quieres que te conozca); te diferencia del resto de profesionales que te pueden hacer la competencia; te posiciona como experto en tu especialidad; permite que otras personas te vean como un líder; te facilita encontrar partners para nuevos proyectos; crea a tu favor muchas oportunidades nuevas; te facilita sobremanera encontrar tu trabajo deseado; contratos de publicidad y sponsors; contratos con editoriales para escribir libros; te permite conseguir nuevos clientes; facilidad en la promoción de tus proyectos; oportunidades de asistir a eventos como conferenciante y un muy largo etc.
Desde que creamos una cuenta de Twitter, Linkedin, Facebook o de cualquier otra red social nosotros pasamos a tener una marca personal. ¿Por qué no utilizarla de forma efectiva para potenciar su efecto positivo? No tiene sentido que tengas una marca personal y no la utilices en tu provecho. Sigue los consejos que a continuación te doy y lograrás poner en marcha tu marca personal para que juegue a tu favor.
Conócete a ti mismo
Antes de crear y promocionar tu marca personal debes de conocerte a ti mismo. ¿Por qué? Porque si no conoces bien lo que eres capaz de hacer ni lo que realmente quieres conseguir en tu vida personal y profesional mucho menos sabrás como planificar tu estrategia de personal branding.
Responde con sinceridad las siguientes preguntas: ¿en qué soy bueno?; ¿qué cosas hago mejor que la mayoría de gente?; ¿qué me diferencia del resto de profesionales?; ¿Cuáles son mis habilidades y destrezas?; ¿Cuál es el medio en el que me siento más a gusto?; ¿estoy preparado para “la fama” / ser conocido por otros?; ¿qué cosas me hacen disfrutar como un niño?; ¿cuáles son las actividades que cuando me pongo con ellas parece que el tiempo pase volando?; ¿qué trabajo estaría dispuesto a hacer sin cobrar?; ¿Cuál es mi trabajo soñado?; y otras preguntas por el estilo.
Una vez respuestas y plasmadas en papel ya tendrá una imagen bastante certera de tu verdadero “yo”.
Cuál es tu nicho de mercado principal
El siguiente paso es tener claro tu nicho de mercado principal. ¿Por qué digo principal? Porque los seres humanos no somos unidimensionales, tenemos diferentes cosas que nos gustan y otras tantas que se nos dan bien. Pero aunque eso es cierto, vas a tener que elegir una profesión y un nicho de mercado principal, pues la estrategia de personal branding la centraremos en tu especialidad y en tu nicho elegido.
Cualquier cosa que te puedas imaginar tiene su nicho de mercado. ¿Te gusta dibujar y se te da bien? Entonces eres dibujante y tu nicho es la producción de dibujos. Puedes estrechar o ampliar tu nicho cuanto quieras. Cuanto más estrecho más fácil te será diferenciarte del resto y destacar de los demás. Cuanto más abarque tu nicho más competencia tendrás y más difícil destacar. Por ejemplo, podrías decidir que tu nicho es la producción de dibujos de animales para películas de animación. Es posible que no puedas llegar a estar entre los mejores  dibujantes del mundo pero si trabajas duro puede que si lo logres entre los mejores dibujantes de animales de películas de animación. Además ¿cuántos dibujantes especializados en animales para películas de animación hay? Seguro que muchos menos que dibujantes sin especialidad. Con una buena estrategia de personal branding las posibilidades de hacerte bien conocido por la industria son muchas.
Cuáles son tus targets
¿A dónde apunta tu campaña de personal branding? Eso lo decides tú. ¿Quién te interesa que sepa de ti y de tu trabajo? La mayoría de las veces serán aquellas personas que puedan contratar tus servicios, tus potenciales empleadores o clientes. Una vez sepas tu especialidad y tu nicho es mucho más fácil identificar a tus targets.
No estreches demasiado tu marca personal
No mutiles tu marca personal centrándote tan sólo en tu especialidad. Como ya dije antes, los seres humanos somos complejos y con muchas capas diferentes. La vida da muchas vueltas y uno no sabe como soplarán los vientos. Debes de centrarte en tu nicho de mercado principal pero tu audiencia tiene que saber también que otras especialidades o aficiones tienes. ¿Por qué? Pues simplemente para que, si las circunstancias cambian, puedas saltar de una especialidad a otra, según mejor te convenga. Por ejemplo, eres cocinero pero también te encanta el fútbol. En este caso centra tu campaña de personal branding en tu imagen como cocinero pero de vez en cuando deja a tu audiencia saber que te apasiona el fútbol. Si en el futuro te apetece dejar de ser cocinero podrás centrarte en el fútbol y a nadie le sorprenderá, pues ya conocían esa faceta tuya. Además, mostrar tus distintas facetas ayuda a humanizar tu marca (hay marcas personas que están totalmente deshumanizadas) y te acerca a otras personas que comparten tus mismos intereses.
No diluyas demasiado tu marca
Las fronteras deben de estar claras. Tu especialidad y nicho debe de quedar muy claros. Es ahí donde centrarás tus esfuerzos. Tan sólo de vez en cuando puedes mostrar que tienes otros intereses. Si diluyes tu marca la gente se confundirá y no sabrá a qué atenerse cuando te vean. Cuando lean tu nombre tienen que poder decir: “mira ahí está otra vez Jonny el pintor de retratos”.
Estos tan sólo son los primeros pasos para llevar a cabo la planificación de tu marca personal. Recuerda: si no sabes a donde apuntas casi seguro que fallas el tiro. Primero apunta bien y luego ya dispararás. Imagínate que eres un francotirador, las presas son tus targets y que tus mensajes son las balas. Ahora sí ¡Dispara!
¿Y tú qué opinas? ¿Tienes bien definida tu marca personal? ¿Añadirías algo a la lista de primeros pasos para crear una marca personal? Deja tu comentario abajo o envíame un mensaje

Estrategia desarrollo profesional (II

Estándar

Estrategia Personal

La Estrategia Personal es la construcción de sentido personal y profesional de los seres humanos en general
Hemos desarrollado un cuerpo teórico y técnico que permite diseñar e implementar la estrategia personal de una persona a lo largo de sus distintos momentos vitales.
Fundamentos de la Estrategia Personal

la principal perspectiva a considerar es que la irrupción de este nuevo paradigma emergente de colaboración, requiere algo más que la simple incorporación de nuevas herramientas y tecnologías, aunque éstas sean importantes. Se resalta la necesidad de desarrollar nuevos estilos, habilidades y prácticas en el mundo profesional, para poder moverse efectiva y saludablemente en la era de la colaboración de redes en la que vivimos.

A continuación describiremos brevemente las cinco habilidades relacionales que dan respuesta a cómo enfrentar los desafíos adaptativos de un profesional de la vida actual.

Estrategia Personal:
Esta habilidad tiene que ver con la noción de sentido de vida y se encuentra en el corazón de la estrategia para enfrentar los desafíos adaptativos que tienen que ver con el si mismo y las relaciones.
Está constituida por creencias, valores, aspiraciones de cada persona, las cuales le otorgan finalidad y sentido a nuestro existencia y establecen los rumbos de nuestras acciones. Implica desarrollar la capacidad de conocernos a nosotros mismos y reconocernos como seres históricos y vinculares (autoconocimiento). El reto de diseñar qué es lo que quiero ser y desde donde lo quiero lograr, (diseño de futuro) y finalmente, tener la capacidad de plasmar y comunicar aquello que soy y que deseo ser, en el contexto en que me desenvuelvo. (declaración de identidad).
El desarrollo de esta habilidad nos permite tomar conciencia de los facilitadores y obstaculizadores que tenemos para dar sentido al rumbo personal y profesional, como también hacernos responsables  y protagonistas de nuestra transformación. Es por ello que tomaremos ésta última y presentaremos un modelo para trabajar en la construcción de la Estrategia Personal.

Desarrollo Personal

Estándar

El desarrollo personal

Cuando el individuo se siente tranquilo consigo mismo, es muy probable que también lo esté con su entorno personal y laboral. El trabajador debe gozar de salud y de equilibrio emocional, para poder rendir de forma más exitosa y productiva. Al sentirse incentivado, su esfuerzo se verá “justificado”.

Hay personas que, en su ambiente laboral, cuentan insistentemente los minutos que faltan para culminar su jornada. Se sienten hastiados, desmotivados y sin ganas de trabajar, sin embargo, ¿cómo se puede mejorar esta actitud? El crecimiento o desarrollo personal impulsa la creatividad, liderazgo y organización de los individuos. Las empresas deben impartir las herramientas y técnicas necesarias para potenciar el adiestramiento y la responsabilidad de sus trabajadores.

¿Qué es el desarrollo personal?

Según Brito Challa, especialista en relaciones humanas, el desarrollo personal es “una experiencia de interacción individual y grupal, a través de la cual los sujetos que participan en ella desarrollan y optimizan habilidades y destrezas para la comunicación abierta y directa, las relaciones interpersonales y la toma de decisiones”. Esto permite que el individuo conozca más, no sólo de sí mismo, sino también de sus compañeros de grupo con el objeto de crecer y ser más humano.

La idea de realizar esta actividad es lograr que la persona sea un ser más completo e íntegro. Al alcanzar esta estabilidad emocional, entonces el individuo podrá disfrutar de un mayor bienestar personal y laboral; podrá mejorar su potencial, excelencia, responsabilidad, autoestima y creatividad en su ambiente de trabajo.

En este sentido, actualmente muchas de las grandes empresas están llevando a cabo la “consultoría psicológica”, la cual desarrolla el bienestar individual y relacional del trabajador. Esta actividad contribuye a que la persona descubra y desarrolle sus potencialidades y destrezas, se valore a sí mismo, reconozca sus habilidades y se conecte con su “yo” interno.

Mejoramiento personal

Esta experiencia contribuye e impulsa el crecimiento de la persona, en diferentes aspectos de su vida. A continuación mencionamos algunos:

Autoestima. Si la persona no cree en sí mismo y en sus capacidades, no podrá triunfar. El desarrollo personal promociona la autoestima. De esta forma el trabajador mejorará su desempeño y capacidad productiva.

Autoexcelencia. Logra que el individuo escale cada vez más y se preocupe por buscar siempre lo mejor. Con el desarrollo de este aspecto, la persona puede realizar un trabajo de calidad, demostrando al máximo su potencial.

Autoeficiencia. El individuo hará uso de sus habilidades y actitudes, de la mejor forma posible. Su nivel de seguridad y confianza aumentará, y de esta forma pensará con visión de futuro.

Estrategia profesional y personal

Estándar

Hoy vamos a empezar una nueva etapa de +productividad, después de  un mes de viajes,  irés y venires como se suele decir vamos a tocar otra vez temas de habilidades y vamos a empezar con el Marketing Personal, hacer un plan de comunicación personal, en otras palabra ponernos en valor o saber vendernos.

Como introducción os dejo estas diapositivas para ir entrando en materia.

Estrategia profesional