El empresario y la gestión del tiempo

.

En muchas ocasiones querer no significa poder, y en este sentido, la naturaleza humana está formada por personas cuyas capacidades son limitadas. Metidos de lleno en un bucle donde la actividad resulta incesante, parece imposible encontrar tiempo para el descanso y la recuperación.

Los directivos trabajan más horas de las debidas, perjudicando así su capacidad para reaccionar ante determinados sucesos o imprevistos. El CEO de “The Energy Proyect”, Tony Schwarts, después de muchos años investigando el mundo del desarrollo creativo, llegó a la conclusión de que trabajar sin dejar tiempo para la recuperación ni la renovación de energía, reduce la productividad y la efectividad.

Una de las consecuencias de la crisis afecta a la escasez de recursos que tienen los directivos a la hora de gestionar equipos. Los empleados que conservan el puesto, cubren ahora más responsabilidades que antes con los mismos o peores salarios. Menos dinero, menos personal y más trabajo. Por tanto, los horarios laborables ya no son respetados en el ámbito empresarial.

La realidad laboral a la que se enfrentan los equipos de trabajo está caracterizada por un incremento vertiginoso de la cantidad de trabajo exigido al profesional, lo que tiene como consecuencia que éstosreduzcan cada vez más su nivel de concentración por la conjunción de dos factores, por el alargamiento de las jornadas laborales, y por otro, por estar expuestos a fuertes elementos distractores(redes sociales, correo electrónico, Internet, etc).

De la unión de ambos factores determina una resultante caracterizada por una pérdida de la productividad en la empresa, ya que tanto la eficiencia como la efectividad se ven mediatizadas por el entorno laboral actual. Por tanto, está en la mano del empresario determinar la incidencia de estos factores en el rendimiento de la empresa, y en caso necesario, tomar las medidas correctoras que ayuden a corregir la situación.

Hoy en Bandhu: Resumen de GTD

No es para terminar, pero si para repasar un poco todo lo que hemos visto de GTD. Algunos de vosotros ya me habéis pasado enlaces y más información de como y donde ampliar información. Por consiguiente continuaremos más adelante con otra entrega.

Tal como os he comentado en la primera entrada sobre GTD a mi me ha ayudado mucho en día a día he conseguido, he desarrollado o adaptado un método de organización que se adapta a mi personalidad y en mi rol de la vidas cuyo objetivo es ahorrar tiempo, dedicarle más a mis compañeros y sobre todo a la familia

A lo largo de estas dos semanas he ido pasando recopilaciones de distintos sitios de GTD por eso hemos empezado con una introducción al GTD con el libro de David Allen. También he puesto a disposición de todos un resumen del libro traducido al castellano “Organizate”.

Todo empieza con un decálogo o mandamientos para la organización pues el dedicare un día de organización al año, te permite después dedicarles solo uno al mes y este a su vez una hora para organizar la semana para terminar dedicando 10 minutos para organizar el día, ¿Que son diez minutos? pues con un método como el GTD es pura eficacia y productividad. Eso si como lo aplico lo veréis en este video y en este otro video.

Ahora ya sabéis que es GTD, Getting Things Done, es un método más pero que lo vais aplicando en el día veréis que aumenta la productividad tanto en horizontal como en todos los ámbito de la vida o trabajo.

Para ello debemos determinar que hay que empezar de cero o vaciar cajones para poner orden, es como todo una limpieza de vez en cuando no viene mal para que sea nuestro espacio o lugar algo distinto, con el paso del tiempo yo calculo que a las tres semanas ya se ven resultados pero el perfecto funcionamiento unas pocas más.

Después de un mes ya vemos que el método funciona y nos aporta cosas nuevas sobre todo a la hora de tomar decisiones. Yo particularmente el día que he empezado me han mandado que escribiese una carta del tipo Done Manifiesto para que expresara lo que tenia que hacer y lo que esperaba, dicha carta se la hemos dado a nuestro mentor y 10 meses después nos ha llegado por correo ordinario con un check para ver cual había sido el grado de cumplimiento.

Lo dicho ocho años después me encuentro escribiendo en un blog sobre mi experiencia, después de haberlas compartido con la gente de mi equipo por eso os dejo el documento del GTD para Dumnies adaptado de otro del Gachupas.

A lo largo de estos años las tecnologías como no también han ido evolucionando por eso también hemos realizado mención a las distintas herramientas y aplicaciones de software para Pc, MacIPadAndroid.

No se vosotros queridos Yammeros, twiteros,……. pero a mi me vino muy bien para repasar todo lo del GTD, como taller dentro de Bandhu por eso no termina aquí y dentro de unos meses volveré a la carga con más información.

Espero que os haya sido de utilidad.

Notificaciones en los teléfonos móviles, un reto para la productividad

El paradigma de estar siempre conectado tienen grandes ventajas, pero también debemos saber como manejar ciertas situaciones que los smarphones nos plantean en nuestros trabajos cada día. Una de ellas es la administración de las notificaciones en los teléfonos móviles, como un reto para la productividad laboral y personal.

Porque debemos ser conscientes y hacer un uso moderado de las mismas si no queremos que nuestra atención se diluya y al final del día tenemos la sensación de que no hemos parado y el volumen de trabajo o cuestiones resueltas es menor de lo esperado. Y es que el aviso de un nuevo correo, de una actualización en el gestor de proyectos o de mensajería instantánea pueden llevarnos adar prioridad a estas tareas en lugar de la que estamos realizando en este momento.

Por eso soy más partidario de desactivar la mayor parte de las notificaciones en los teléfonos móviles o por lo menos tratar de que no nos lleguen a cada momento, sino configurar para que revise cada media hora si tenemos o no algo nuevo. Para lo urgente siempre está el teléfono y de todas formas si estamos esperando un correo podemos mirarlo nosotros de forma proactiva.

Esto por no hablar del consume de batería que representan muchas de estas notificaciones que provocan que a duras penas o en muchos casos sea imposible llegar al final del día con algo de batería. Por ello algunas de las aplicaciones que tenemos disponibles para optimizar el uso de la batería cortan todas las comunicaciones y cada cierto tiempo las activan para comprobar si hay algo nuevo.

Si somos capaces de mantener la concentración mientras el teléfono no para de emitir pitidos no hará falta desactivarlas. Otra opción es eliminar el sonido y dejar sólo la vibración que es algo más discreta. La cuestión es tanto si recibimos muchas como si recibimos pocas no prestar más atención de la debida a las mismas y sobre todo elegir nosotros el momento de la revisión, no cuando nos suena sino cuando hemos acabado la tarea que estábamos realizando.

El portátil también se ha quedado en casa en vacaciones.

Tal como os comentaba en el articulo de ayer también he dejado el portátil en el maletín.
Hasta ahora cuando nos íbamos de vacaciones teníamos que llevarnos si o sí nuestro portátil si queríamos trabajar o echar un vistazo a nuestro correo electrónico, etc. Pero hoy en día con la llegada de los teléfonos móviles inteligentes, con línea de datos el portátil se queda en casa por vacaciones. Reconozco que he llevado el Ipad. Sigue leyendo “El portátil también se ha quedado en casa en vacaciones.”

La tecnología no nos deja desconectar en vacaciones

Cuando llega el verano cada vez se nos hace un poco más complicado desconectar del trabajo. Tengo la sensación de que la tecnología no nos deja desconectar en vacaciones. Ocurre que cada vez tenemos más posibilidades de llevarnos con nosotros parte de nuestro trabajo, lo cual es bueno, pero llegado el momento de desconectar para cargar las pilas puede suponer un problema. Sigue leyendo “La tecnología no nos deja desconectar en vacaciones”

Cinco mitos sobre conciliación de la vida laboral y familiar

En 2011, cuando conceptos como flexibilidad laboral, jornadas reducidas, teletrabajo, etc. parecen estar tan teóricamente en boga, resulta curioso cómo muchos managers y dueños de pequeñas empresas siguen midiendo la productividad de sus empleados en función de las horas que permanecen sentados en su mesa. Y es más, en ocasiones no se trata del diseño de la empresa, sino de los propios empleados que cultivan un “presentismo” injustificado. En American Express Open Forum relacionan este hecho con existencia de unas barreras “psicológicas” en los puestos de trabajo que siguen de alguna forma separando a hombres y mujeres.
Para justificar su percepción, se basan en un estudio desarrollado
por la consultora WordlatWork en el que entre otras cosas, se evidencian lo que consideran que son “Mitos sobre hombres y mujeres en el espacio de trabajo”.
1. Los hombres están más enfocados hacia el trabajo que las mujeres
Uno de los estereotipos más antiguos y que desgraciadamente sigue teniendo vigencia en muchas empresas es que mientras que los hombres están más orientados hacia su trabajo, las mujeres cuidan mucho más de su vida personal y familiar.
Sin embargo el estudio demuestra que en este punto la diferencia entre ambos sexos es mínima. En este sentido, pusieron el ejemplo de países tan dispares como Alemania o India , donde las cifras demuestran que de hecho son las mujeres las más orientadas hacia el compromiso con su trabajo.
2. Las mujeres tienen más problemas para conciliar su vida laboral y familiar
Otro de los mitos clásicos a los que se enfrentan las empresas es que son las mujeres las que encuentran más dificultades a la hora de conciliar su vida familiar y laboral. Como consecuencia, la mayor parte de las medidas que se toman en este ámbito por parte de las empresas tienen a la mujer como protagonista.
Para los autores del estudio sin embargo, son los hombres los que encuentran más obstáculos y dificultades a la hora de intentar pasar más tiempo con su familia. Se llega al punto de que se ve “extraño” o “raro” en muchas empresas que un hombre quiera pasar más tiempo con sus hijos e incluso los permisos por paternidad son vistos con cierto recelo.
3. Los hombres tienen más preocupaciones financieras
No son precisamente pocos los que se sorprenden cuando escuchan esa frase de: “En mi casa, las cuentas las lleva mi mujer”. Y sin embargo, se trata de una realidad cada vez más asentada. Lo queramos o no, son las mujeres las que más sufren el conocido como “estrés financiero” y las que más se preocupan por que al final de cada mes, las cuenta domésticas cuadren.
En el mismo plano se evidencia que los empleados pasan cada vez más tiempo de su trabajo intentando resolver sus problemas económicos, consultando información financiera y buscando el mejor producto.
4. El trabajador ideal tiene pocas (o ninguna) cargas familiares
Cuando se les pregunta, la inmensa mayoría de los empresarios del mundo afirman estar comprometidos con la conciliación de la vida personal y familiar pero lo cierto es que el 40% de las empresas siguen estando convencidas que los trabajadores más comprometidos con su trabajo son aquellos que no tienen “cargas familiares”
Sin embargo el estudio demuestra que los trabajadores “sin familia” no son necesariamente los más productivos, e incluso llegan a decir que sencillamente el 70% de los mismos realmente no están comprometidos con la empresa.
5. Los empresarios se comprometen con los programas de conciliación
Como comentábamos en el punto anterior, muchos ejecutivos afirman sin ruborizarse, que están totalmente comprometidos con la conciliación de la vida familiar y laboral, pero esto sencillamente no es cierto.
A la mayoría les preocupa los “riesgos” que mentalmente asocian a estos beneficios para los trabajadores, llegando a pensar que estos programas les hacen perder dinero. De hecho, los hombres y mujeres que suelen acogerse a estos beneficios sociales suelen ver penalizada su progresión en la empresa, como si de una especie de peaje se tratara.

Más de lo que te imaginas.

El World Wide Web, o mejor conocido como  www, o esa maraña de cables, routers y demás infraestructura que en conjunto nos llevan Internet a nuestro hogar, ha crecido desde sus inicios a pasos agigantados. Y si nos ponemos a reflexionar en todo lo que ocurren en ese mundo, nos daremos cuenta que la imaginación no alcanza para tanto. Pero al menos veamos la siguiente infografía, donde se analiza lo que ocurre en alguna de las principales páginas durante 60 segundos, día a día.

Como no vamos a tener que gestionar el tiempo. Necesitamos reflexionar sobre toda la información que recibimos y gestionarla sobre todo por internet.

 

Este artículo fue copiado de Más de lo que te imaginas, 60 segundos en Internet | Punto Geek