Los diez atributos del Jefe.

En momentos difíciles, es aún más importante que nuestros jefes den la talla y no continuan en el camino egoísta, prepotente y autoritario. Una cosa es ser jefe y otra muy distinta es ser líder.

El liderazgo es muy necesario en tiempos difíciles y especialmente necesario en una empresa que acaba de pasar por un periodo de reducción de empleo. Los trabajadores que quedan necesitan mucho esfuerzo, mucho entendimiento y mucho liderazgo.

Se debe entender que los éxitos provienen de un buen equipo bien organizado y compensado y, para eso, el jefe debe ser menos jefe y más líder. Si es verdad que a los jefes se les copia,  mejor que sean buenos.

Los atributos que nos ofrecen para describir un buen líder, más elaborados en el artículo de referencia, son los siguientes:

 

  1. Auténtico no falso.
  2. Confiable no errático.
  3. Anclado no desconectado.
  4. Optimista no pesimista.
  5. Consciente de sí mismo no inconsciente.
  6. Impulsado por propósitos y pasión y no por poder y temor.
  7. Inclusivo no divisivo.
  8. Enfocado en otros no en uno mismo.
  9. Respetuoso no manipulativo.
  10. Capaz de fomentar nuevos líderes y no sólo mantener seguidores.

No debe sorprender que los peores jefes son los que más trabajadores pierden y así van muchas empresas.

¿Qué os parece, si mirais arriba qué ves, jefes o líderes?

 

Pon tu marca personal al liderazgo.

Una parte muy importante del liderazgo es que los que te rodean conozcan tu forma de pensar, de trabajar y de liderar. Incluso si no se hace algo concreto, todo líder tiene una marca personal establecida que impacta cómo los que le rodean le evalúan y cómo tratan con el. Por eso es tan importante asegurar que esta marca personal sea lo que uno piensa que debe ser y quiere que sea.

La marca personal transmite tu forma de liderazgo y tu individualidad como líder y, si la marca personal tienes para tu puesto o, más importante, para el puesto que buscas, si no es la correcta, puede que tenga impacto negativo en tu rendimiento y, también, en tu ascenso potencial. Tu marca de liderazgo no sólo impacta a tus empleados, pero también a tus compañeros y a tus jefes, que entenderán quién eres y qué estilo de trabajo tienes.

A través del Harvard Business Review, tenemos cinco pasos que se pueden tomar que nos ayudan a identificar y a establecer nuestra marca personal de liderazgo. Los cinco pasos que nos dan, que explican en el artículo vinculado, son los siguientes:

  1. ¿Qué resultados quieres conseguir el año que viene, teniendo en cuenta tus cuatro grupos: clientes, inversores, trabajadores y empresa?
  2. ¿Por qué es lo que deseas ser conocido?
  3. Define tu identidad.
  4. Construye tu marca de liderazgo, y pruébalo.
  5. Haz que tu marca de identidad sea real a diario.

Cuando se ha establecido la marca personal de liderazgo, también hay que entender que esta es cambiante, dependiendo de los cambios externos, de las personas y del entorno, y de cambios internos, incluyendo el desarrollo de la carrera y, como consecuencia, se debe estar atento al desarrollo y a los cambios de la marca de liderazgo.

Con todo esto podemos evaluar a nuestros jefes pero, además, puede ayudarnos a prepararnos para un futuro de liderazgo, si eso es lo que anhelamos.

Los buenos jefes sintonizan con sus trabajadores

La actuación de nuestros jefes es importante, ya que fijan el camino a seguir en la empresa y son determinantes en el desarrollo de sus organizaciones, no sólo por los recursos que dedican, pero por el ambiente que crean y que permiten crearse. El profesor de dirección de la universidad de Stanford, Bob Sutton, nos trae unos consejos que ayudan a nuestros jefes a sintonizar mejor con su gente.

Esta importancia se hace aún más evidente cuando vemos que hasta 75% de los trabajadores dicen que el trato con sus jefes es la parte más estresante de su trabajo, por lo menos 25% no lo dicen. Un estudio sueco del 2009 estudiando a 3.122 hombres a lo largo de diez años resultó que los que tenían malos jefes sufrían entre 20% y 40% más ataques de corazón. Un mal jefe no sólo es malo para la salud pero para la productividad también.

Los consejos que nos da, y que explican en el artículo vinculado, son los siguientes:

  • Toma el control:
    1. Demuestra confianza, incluso cuando no se siente.
    2. No seas indeciso.
    3. Recibe y da elogios.
    4. Cúlpate a ti mismo.
  • Reforzar el rendimiento:
    1. Crea seguridad psicológica.
    2. Protege a tu gente.
    3. Efectuar pequeños gestos.

Desarrollar las habilidades de liderazgo

Monster, la empresa de empleo, nos da consejos que nos ayudarán a prepararnos para el liderazgo. Titulado “Prepárate para el futuro” me parecen buenos consejos, no sólo como pasos previos al liderazgo, pero también ayudarían a hacernos mejores trabajadores. En estos tiempos, estas cosas ayudan a que no recibamos esa temida llamada de Personal diciéndonos que la empresa ha decidido por la reducción de personal y que uno está en esa temida lista, la de los candidatos a reducción.

Como parte de su resumen, Monster nos da una lista de aspectos personales que se pueden cuidar y fomentar en nuestra vida laboral diaria. Se pueden desarrollar estos aspectos en cualquier puesto que tengamos actualmente y nos ayudarán a avanzar. Consejos que nos ayudarán a mejorar nuestra capacidad para afrontar retos cada vez más importantes en la empresa. Estos consejos, explicados en el articulo de referencia, son los siguientes:

 

  • Mostrar entusiasmo.
  • Crear optimismo.
  • Ser flexible.
  • Cooperar.
  • Ser creativo.

También me parecieron interesantes otros aspectos que nos dan en el artículo sobre qué cuidar cuando uno empieze a recibir cargos de responsabilidad.

Muy buenos consejos que nos deben hacer pensar y desarrollar.