Cómo evaluar costes y beneficios. La caja de BCG.

En la década de lo setenta, Boston Consulting Group desarrollo un método para determinar el valor de las inversiones en las cartera de una empresa. La matriz de cuatro campos distingue entre cuatro tipos de inversiones:

  • Vacas Lecheras: tienen una importante cuota de mercado pero una tasa de crecimiento baja, lo cual significa que no cuestan dinero pero que prometen una rentabilidad alta. Veredicto de lo expertos: sacarles el máximo.
  • Productos Estrella: tiene una importante cuota de mercado y una tasa de crecimiento alta. Pero su crecimiento devora dinero. La esperanza es que los productos estrella se conviertan en vacas lecheras. Veredicto de los expertos: invertir.
  • Incógnitas: también llamados “niños problemáticos”, tienen un alto potencial de crecimiento pero poca cuota de mercado. Con mucho apoyo (financiero) y persuasión pueden convertirse en productos estrella. Veredicto de los expertos: una decisión difícil.
  • Perros: son unidades de negocio con una participación baja en e un mercado saturado. Solo deben conservarse s i tienen algún valor aparte del financiero (por ejemplo un proyecto personal o que favorezca a un amigo) Veredicto de los expertos: liquidar.

Los multimillonarios son personas que empezaron tan solo como millonarios. Jerry Lewis.

La empresa en tiempo real también mejora la productividad.

El estado en tiempo rela de tu empresa con geckoboard-logo

¿Te gustaría ver el estado en tiempo real de tu empresa todos los órganos vitales de ella, a simple vista, y lo que está pasando en las diferentes áreas de ella? Si buscas algo que combine tus estadísticas web, CRM, gestión de proyectos, flujo de ventas, solicitudes de soporte al cliente, y más, puede que os interese esta aplicación.

GeckoBoard agrega la información que necesitas o quieres ver en una vista de panel. Este panel de control puede ser administrado o visualizado desde tu iPhone, iPad, portátil, o por ejemplo una televisión de alta definición colgada en el vestíbulo de tu oficina de empresa o planta de fabricación. Cada aparato cuenta como una conexión y, dependiendo de tu cuenta, se te permitirá un cierto número de conexiones simultáneas.

 

Para los propietarios de pymes que manejáis mucha información, la aplicación proporciona una forma de racionalizar y simplificar el flujo de información a través de su escritorio. No se necesita demasiado tiempo para hacerse con su funcionamiento. Es una herramienta que unifica todo tu software y aplicaciones dispares en una sola. La compañía creadora lo llama “real time status board” (tablón de estado a tiempo real). Al hacer clic en Añadir Widget veras rápidamente cómo muchas de las aplicaciones ya son fáciles de conectar, por ejemplo:

  • Highrise para CRM.
  • Gmail y MailChimp para el correo electrónico.
  • FourSquare para actualizaciones de ubicación.
  • Basecamp o Github para la gestión de proyectos.
  • Salesforce, Twitter, Freshbooks, Google Analytics, por nombrar algunas aplicaciones más y entonces dispondrás de las herramientas para crear widgets personalizados. El botón widget personalizado te ayudara a construir desde cero estos widgets.

Si te encuentras saltando de una aplicación a otra para continuar con tu bandeja de entrada, las tareas o los medios de comunicación social, puedes utilizar GeckoBoard para poner todo en una única pantalla. Si tienes información que deseas compartir en una pantalla grande con tu equipo o tus clientes en cuanto entren en las oficinas de tu empresa, también puedes usarlo de esa manera. Es bastante fácil de usar y ofrece un gran potencial para los que necesitan ver muchos datos y información de un solo vistazo.

Los planes comienzan desde 9€ al mes y según cuantas conexiones necesites, se incrementara el coste. No hace falta tarjeta de crédito para registrarte y poder realizar una prueba gratuita de 30 días. Y tu ¿Ya la usas? ¿Piensas que te vendría bastante bien para tu pyme? No dudes en dejar tu opinión en los comentarios.

Internet en el móvil mejora la productividad.

El acceso a Internet se produchttp://www.tecnologiapyme.com/admin/posts/8679e ahora desde el móvil del empleado beneficiando a la empresa
Mucho se ha hablado en la empresa de cómo controlar el acceso a Internet, las redes sociales e incluso el correo electrónico como grandes fuentes de distracción que “roban” el tiempo de los empleados. En muchos casos, el acceso a Internet se produce ahora desde el propio móvil del empleado beneficiando a la empresa con este modelo de actuación.

Si ya se lo que muchos están pensando, los empleados deberían estar siendo productivos en lugar de actualizar su estado en Facebook. En realidad da igual. Es una cuestión que siempre se ha visto en las empresas. Ahora es Internet y las redes sociales, antes periódicos y revistas, llamadas de teléfono, etc las que provocaban que el empleado de la empresa no levantara las pestañas de la pantalla del ordenador.

Esto tenemos dos maneras de afrontarlo. Siguiendo una política estricta que limite el uso del teléfono personal en la empresa y otra más permisiva. El único remedio en este caso es prohibir su uso, evitar que los tengan sobre las mesas o directamente tener unas taquillas donde dejarlos de forma obligatoria a la entrada del trabajo. Siempre podemos buscar un oficina donde no haya cobertura y solucionamos el problema.

Ventajas para la empresa del uso del móvil personal

Acceso a las redes sociales desde el móvil
Tenemos que tener en cuenta que las personas que utilicen su dispositivo personal dejarán de usar la red corporativa para actividades semejantes. Es decir, la presentación esa tan graciosa que les habían enviado la compartirán ahora en las redes sociales, no a través del correo de empresa corporativo.Pero también las páginas aquellas que podían comprometer la seguridad de la empresa, las revisarán ahora desde su teléfono móvil.

Además cuando llegue un momento de emergencia, en la que nos hemos quedado sin acceso a Internet en la empresa y necesitamos realizar alguna consulta podemos pedir el uso de este acceso para resolverlo, en un quid por quo, entre empresa y trabajador. Cómo en todo tenemos que estar atentos a los abusos más que a un uso adecuado de estos dispositivos.

 La medida siempre debe ser la productividad

La productividad se tiene que medir por otros criterios que por los temporales. Trabajar más horas, estar más horas conectado a un sistema no nos hace más productivos, todo lo contrario. Tenemos que realizar un trabajo. Si somos capaces de realizarlo de forma eficiente, cumpliendo con el cometido que nos pide la empresa sin descuidar la calidad no tiene nada de malo poder tomar los descansos oportunos y utilizarlos para cualquier cuestión ajena al trabajo.

El único problema en este caso es el retorno de este periodo de descompresión, que siempre debe ser breve, que pasamos en Internet, ya sea con el móvil de la empresa, con el ordenador del trabajo, etc. Debemos ser capaz de volver a concentrarnos en la siguiente tarea de forma efectiva, consiguiendo llevarla a cabo de forma eficiente.

Las medidas no deben ser nunca iguales para todos. Porque no todos los trabajadores son iguales. Si tratamos a todos de la misma manera, en lugar de ser ecuánimes lo que se crean son desigualdades, desmotivación y el resultado será contrario al esperado por nosotros.

Fuente: tecnologiapyme

Las cinco cualidades de los grandes jefes

¿Cómo son los grandes jefes? Aunque a veces no lo parezca, hay jefes con los que todo el mundo quiere trabajar, a los que todo el mundo admira y se intenta estar en su equipo. Eso provoca que el ambiente en la oficina sea bueno, el trabajo se saque adelante y que los empleados no quieran buscar otro sitio donde trabajar.

  • Desarrollan cada empleado, llevándolo a su máximo potencial. Ayudan y enseñan, pero también motivan hacen de “coach”.
  • Tratan los problemas inmediatamente, en vez de dejar que estos se vayan haciendo más y más grandes.
  • Rescatan al peor empleado, siempre hay un empleado que ha cometido algún error, los grandes jefes no lo expulsan, sino que consiguen que vuelva a ser apreciado por los demás y que vuelva a rendir como antes.
  • Sirven a los demás, no a sí mismos. Les reconocen el mérito a sus empleados en vez de usar el suyo. Su gloria no emana de ellos, sino que se refleja.
  • Siempre se acuerdan que son los jefes, entienden que hay cosas que pueden decir y cosas que no. Y en la mayor parte de los casos, no siempre han sido jefes.

Yo añadiría que todo esto está muy bien una vez se han pasado los básicos. Es decir, no tiene sentido que un jefe sea un gran líder si luego miente. No tiene sentido que hablemos de grandes jefes si luego pagan mal (o directamente no lo hacen porque afirman que trabajar con ellos queda bien en el currículum) a becarios sobre explotados.

Aparte de ello, los grandes jefes saben que pedir de cada empleado que sea razonable. Cuando un jefe pide cosas imposibles es cuando toca el momento de irse buscando otro trabajo. Los grandes jefes saben que la vida del trabajador no se limita a la oficina y unos breves periodos de descanso en los días que le corresponden por vacaciones. Los grandes jefes te tratan con respeto, saben que no son ni tu padre ni tu colega.

Porque prefiero a un jefe que sea cumplidor de lo básico y mal líder a un jefe que sea un gran líder según muchos criterios que se publican pero que olvide los puntos básicos de una relación jefe-subordinado y empresa-empleado. Aparte de esto, cuanto mejor sea el jefe, más motivado y que la sonrisa con la que te sientas en tu puesto no sea fingida, sino sincera, mejor.

Pregunta a los lectores ¿cuál es el mejor jefe que han tenido? ¿Qué buscas en un jefe? Los que son jefes ¿ponen esto en práctica con alguno de sus empleados?

fuente: blogsalmon.

El empleado 2.0, el modelo que triunfará en las empresas

Brujuleando  por mi evernote me he encontrado esta noticia de hace unos meses y con la cual me siento muy identificado pues como os he comentado en el blog sobre el chat para sustituir al correo, aquí vemos un claro ejemplo de hacia donde vamos.

EFE Lunes, 12 de marzo de 2012, 14:14h.

El empleado 2.0 se perfila como el modelo que triunfará en las empresas, porque, aunque su nivel de presencia es muy dispar ahora, este tipo de trabajador activo con las redes sociales en la oficina se implantará en pocos años, con la entrada masiva de “nativos digitales” al mundo profesional.

Expertos en Recursos Humanos consultados han declarado que, en general, todavía están poco consolidadas y estructuradas las experiencias en las empresas para incentivar la figura del empleado 2.0, entendido éste como un trabajador que utiliza asiduamente las tecnologías y las redes sociales para aumentar su rendimiento en el trabajo.

Algunas empresas están siendo especialmente activas en la puesta en marcha de proyectos innovadores para impulsar este perfil de empleado, como es el caso deIndra, Telefónica, Acciona o BBVA.

No obstante, existen otras muchas que siguen ‘ancladas en sistemas obsoletos y poco productivos’ desde el punto de la incorporación en las empresas de las herramientas tecnológicas.

Así lo ha advertido Elena Méndez Díaz-Villabella, profesora del IE y directora de enEvolución, una red de expertos en Recursos Humanos que promueve precisamente un ambiente de colaboración 2.0 entre sus profesionales.

En su opinión, se aprecia una ‘gran brecha’ entre las empresas reacias a subirse al tren de las tecnologías, frente a las que lo están haciendo ‘a velocidad de crucero’.

Ha añadido que el tema económico ‘no puede ser excusa’ para quedarse atrás, dado que las herramientas para la interconectividad son perfectamente accesibles. Se trata de blogs, foros, wikis, entornos para compartir documentos, vídeos, redes sociales, etc.

Aunque estas tecnologías aumentan el protagonismo, la participación y la creatividad de los empleados, la contrapartida es que pueden dispersarlos y distraerlos, e incluso incitar conflictos.

Pese a los ‘pros’ y los ‘contras’ de las tecnologías en la oficina, el relevo generacional, con la incorporación masiva de nativos digitales en el mundo profesional, terminará consolidando en pocos años la figura del empleado 2.0 en las empresas.

Así lo ha manifestado, también, Esperanza Suárez, doctora en Sociología e investigadora Asociada de IRCO-IESE, además de consultora en Recursos Humanos, quien se ha referido a las experiencias actuales de empleado 2.0 como acciones más bien dispersas por parte de algunos trabajadores, y no tanto organizadas por los departamentos de Recursos Humanos.

En su opinión, las nuevas generaciones impondrán una nueva mentalidad dentro de las empresas más democrática en la forma de comunicarse, que animará a la implantación de estructuras de mando menos piramidales y más cooperativas, y en donde primará el conocimiento y no tanto la categoría profesional.

Una de las empresas comprometidas en España con el impulso del empleado 2.0 es Indra, a través de su plataforma ‘Compartiendo Conocimiento’ para intercambiar habilidades y experiencias entre los empleados.

Según ha explicado  la directora de Procesos de Recursos Humanos de Indra, Begoña Celis, esta plataforma permite publicar información y recursos, comentar y compartir datos, participar en debates, proponer preguntas, etc.

Además, ofrece un gran repositorio de recursos para formarse en aquellas habilidades o conocimientos que más le interesan a cada empleado; asimismo, Indra está utilizando las redes sociales para reclutar personal y potenciar su marca.

Por su parte, Telefónica cuenta con la red Yammer, que incluye a unos 16.000 empleados de esta empresa, ubicados en distintas partes del mundo, que están generando comunidades para compartir experiencias, conocimiento y buenas prácticas.

Según el responsable de Recursos Humanos de Canales de Telefónica España, José Francisco Rodríguez, esta plataforma se ha consolidado como ‘un canal de microblogging interno muy aceptado entre los empleados’, para compartir conocimientos.

Una de las acciones emprendidas en el marco de esta iniciativa se produjo en 2010, cuando los colaboradores del canal ‘on line’ España crearon un canal para apoyar la coordinación de todos los equipos involucrados en el cambio de marca que se produjo cuando todos los servicios de Telefónica pasaron a ser marca Movistar.

La asignatura pendiente: comunicación interna

 

En el contexto actual, muchas empresas cierran de un día para otro. ¿Dónde está el problema? En la nula comunicación respecto a su público. El trabajador se muestra inquieto si no es informado de lo que sucede en su trabajo, el cliente tampoco se muestra satisfecho, ni por el trato recibido por parte de alguien que no sabe si mañana seguirá en su puesto, y por la incertidumbre sobre el futuro de su producto invertido (dinero, un viaje, etc.)

La idea de que sólo las grandes empresas utlizan planes de comunicación debemos desterrarla. No resultan costosos y un buen plan de comunicación interna puede ser económico, y rentable.Además de ofrecer una imagen de solvencia y seriedad. Estos días comprobamos la cantidad de pésimos resultados de algunas organizaciones por no saber informar a tiempo.

La comunicación interna es la que va dirigida al trabajador,pieza clave del organigrama, y de la que normalmente, se olvidan de cuidar desde las altas esferas. Sin personas, la empresa carece de alma.Si inculcamos una verdadera cultura corporativa, conseguiremos que sea una herramienta estratégica clave. ¿Acaso no nos sentimos integrados cuando nos informan de las novedades internas? A nadie le gusta enterarse de que su empresa puede quebrar a través de un medio de comunicación.

La comunicación interna ayuda a reducir y a prevenir el temido rumor. Ese temor abstracto a dar la cara y decir: “señores tenemos un problema”, conlleva que los empleados generen noticias falsas, que se propagan como el fuego entre los departamentos.

En el vídeo observamos un caso de comunicación interna eficaz. El personal de Vueling crea un vídeo. Percibimos que se divierten, lo difunden por youtube y además de generar publicidad a la compañía, se realiza un acto de integración entre los trabajadores y la empresa.

Este vídeo corresponde a una etapa en la que la compañía se fusionó con Clickair. A raíz de este acontecimiento, apareció la figura del representante de Comunicación Interna. Se creó una revista interna para que los empleados pudieran estar al tanto de que la compañía cotizaba en bolsa. Nadie iba a perder su puesto de trabajo. Para que este tipo de acciones lleguen a buen puerto, es fundamental contar con un firme compromiso por parte de la alta dirección.

El objetivo de un plan es: motivar, integrar, informar. Es una tarea ardua, pero si se potencia el compromiso de todos los integrantes, se traducirá en un beneficio común.La comunicación interna está ligada con la externa. En resumen, si un trabajador se siente satisfecho, a nosotros como clientes nos repercutirá, convirtiéndonos en sus mejores prescriptores con el conocido “boca a oreja”, o a través de las redes sociales.

¿Cómo será la empresa del futuro?

2302

En 2020, el impacto de las nuevas tecnologías en los centros de trabajo obligará a las empresas a afrontar una nueva era hacia la descentralización, según ha presentado Ricoh en un estudiodesarrollado por The Economist Intelligence Unit, que señala que el 63% de los líderes empresariales predice un cambio hacia un modelo de negocio más descentralizado en el que los empleados a nivel individual tendrán un papel cada vez más importante en la toma de decisiones.

Lograr una colaboración estrecha con los clientes es esencial, ya que en 2020, los líderes empresariales creen que los clientes serán la principal fuente de ideas para nuevos productos o servicios. Además, un 86% de los líderes empresariales considera que los clientes se convertirán en un elemento integral de la toma de decisiones y que los equipos de proyectos incluirán normalmente a personas de fuera de la organización como clientes y socios empresariales.

 

El éxito de la descentralización en 2020 se basará en una red de procesos integrados para gestionar la información y garantizar que sea accesible por parte de trabajadores, estén donde estén, y así puedan tomar las decisiones oportunas. En el futuro también será preciso analizar la forma en que los expertos de fuera de la organización podrán aportar y recuperar información para actuar en nombre de la compañía.

El 86% de los líderes empresariales está de acuerdo en que los clientes se acabarán convirtiendo en una parte integral de la toma de decisiones internas y que los equipos de proyecto incluirán normalmente a personas ajenas a la organización, tales como clientes y socios comerciales.

También será preciso crear, almacenar y recuperar información de forma segura. La gestión central es esencial para proteger los datos críticos de las empresas, uno de los activos más valiosos de las organizaciones. Sin embargo, esto va a cambiar, ya que, en la actualidad, el 43% de todos los procesos de documentos críticos empresariales en las organizaciones europeas se basa en datos de copias impresas, y sólo el 22% de las organizaciones cuenta en la actuali dad con un flujo de trabajo totalmente automatizado.

Para llevar a cabo la descentralización, será esencial que las organizaciones realicen esfuerzos para adaptarse al mundo digital, especialmente si se tiene en cuenta que los empleados, muchos de los cuales trabajarán de forma virtual o fuera de sus instalaciones, deberán poder acceder a cualquier información crítica.

Tendremos que esperar bastante tiempo para ver si los cambios que pronostica el informe realmente se cumplen y en qué grado, pero desde luego, promete ser interesante.