Estrategia profesional y personal

Hoy vamos a empezar una nueva etapa de +productividad, después de  un mes de viajes,  irés y venires como se suele decir vamos a tocar otra vez temas de habilidades y vamos a empezar con el Marketing Personal, hacer un plan de comunicación personal, en otras palabra ponernos en valor o saber vendernos.

Como introducción os dejo estas diapositivas para ir entrando en materia.

Estrategia profesional

Las 12 habilidades que debe tener un directivo o jefe.

El fenómeno de la productividad personal ha generado mucho ruido en los últimos tiempos. Cada vez más personas conocen GTD como hemos visto. Y cada vez son más los que se suben a este tren con la esperanza de ver reducido el estrés al que se ven sometidos diariamente por la internaminable lista de responsabilidades, tanto en la oficina como en casa.

Para ser sincero, el éxito de GTD no es en absoluto regalado. En verdad ha supuesto un extraordinario cambio de paradigma en la forma de organizarse y trabajar de muchos profesionales, entre los que me incluyo. Los resultados empiezan a percibirse prácticamente desde el momento cero, apenas después de unas horas empezar a utilizar el método. Así que es lógico que David Allen haya terminado por convertirse en uno de los gurús de la productividad personal de hoy en día.

Pero hoy no os quiero hablar más de GTD ni de lo cambios de paradigma. Me habeis preguntado cual es el criterio que llevo en el blog y para las publicaciónes.

En www.bandhu.es ó www.bandhu.es/wordpress las publicaciones estan basadas en la habilidades que debemos de tener los mandos, directivos y ejecutivos de la empresas del siglo XXI.

Por eso los temas que vamos a trabajar son:

  1. Toma de decisiones y resolución de problemas. Aqui ya podeis ver varias entradas que se han realizado hace unos meses y que os puede servir como recopilatorio.
  2. Diseñar la propia estrategia personal u profesional. Este fue uno de los que mejor acogida ha tenido.
  3. Gestión del tiempo.  Y para llevarlo acabo hemos realizado el Taller GTD, que con un par de días ya estamos con energia suficiente y  nueva para afrontar nuevos retos basado en la productividad la organización.
  4. Gestión del estres y busca de la felicidad. Estoy trabajando en ello pues este apartado va con experiencias personales y reales del trabajo, en concreto de mi puesto.
  5. Interactuar con las personas y comunicacion.
  6. Negociación.
  7. Asertividad
  8. Gestionar a tu jefe.
  9. Liderazgo
  10. Motivación
  11. Los siete hábitos de la gente altamente efectiva. De todos modos mi vida gira entorno a este apartado por lo que os recomiento este libro para leer antes de detallarlo si quereis un resumen podeis pinchar aqui para descargar.
  12. Como realizar presentaciones

Algunas como podeis ver ya los hemos empezado a trabajar. Ahora estoy con la gestión del estres y la busca de la felicidad tal como os comente pues mi jefe me ha puesto un objetivo de “Ser Feliz”,  si lo he dicho bien objetivos de empresa basado en la felicidad de las personas.

Tocaremos tambien temas de Salud, herramientas de software de productividad, y tan pronto sea capaz de dibujar con el lapiz optico, “el mundo en una servilleta” como crear ideas en papel para luego defenderlas.

Tambien hay información de gran utilidad pero más ligada al día de la productividad que esta en el otro blog www.mas-productividad.com

Y estoy abierto a cualquier sugerencia aportación por tanto espero que os guste y que mandeis muchas sugerencias y comentarios.

 

 

Complementar para crecer

Una de las habilidades más importantes para un buen jefe es la capacidad de emocionar a sus subordinados y saber sacar de ellos el mejor resultado, estructurando las funciones de la manera en la que cada uno de los integrantes del equipo puedan aportar más.
Los equipos de trabajo cuentan con personas de distintos perfiles, empleados que son más proactivos, otros que son mejores técnicos y otros que resultan mejores gestores, en definitiva un ‘Jardín de Babel’ en el que debemos seleccionar las mejores hortalizas para hacer la ‘ensalada perfecta’, y conseguir que el equipo funcione.

Para un proyecto determinado necesitamos múltiples competencias que difícilmente podamos encontrar en una única persona, por ello, es una cuestión obligada la cooperación y la selección, de tal modo que como gestores de personas tenemos que identificar los puntos más positivos de los miembros de nuestro equipo, y entremezclarlos en el proyecto para alcanzar el mejor resultado.
Esta tarea no resulta muy sencilla, puesto que es un conocimiento que se aprende con el tiempo e implica una gran labor de observación por parte de los jefes de equipo, que en última instancia son los resposables de los resultados del equipo que gestionan.

Dale una inyección de energía a tu equipo

Si entendemos “energía” como el impulso que no ayuda a desarrollar una labor con máximo rendimiento, una buena coordinación y adaptación a los problemas nos daremos cuenta de que equivale a hablar a la suma de las motivaciones individuales de un grupo de trabajo pero también a un extra que surge de la propia unión de todos.
Si contamos con un alto nivel de participación en las tareas, una responsabilidad delimitada y unos objetivos claros y reconocidos por todos, habremos iniciado un camino que deberemos continuar mediante algunos puntos importantes para mantener y potenciar la energía del equipo. Podemos resumirlos en tres aunque seguramente existen otros muchos adicionales.
Conocimiento y cohesión

Los equipos de trabajo, según la labor a desarrollar, suelen funcionar de forma más eficiente cuando no existen diferencias motivacionales radicales entre sus miembros. Por ello es importante que los individuos se conozcan y que sean igualmente estudiados por las personas encargadas de realizar dichos grupos.
El conocimiento mutuo dentro de un equipo bien formado nos ayudará a comprender los diferentes enfoques que se den en el día a día y evitará que se pierda energía en discutir labores de fondo que poco pueden tener que ver con el trabajo a realizar. Un grupo cohesionado viene acompañado por su propia energía.
Presente y futuro
Todos los miembros del grupo deberían conocer el objetivo que se persigue con la labor anticipando los problemas a los que previsiblemente se enfrentarán y poniendo en común las metas individuales en pro del beneficio común. Este paso puede complementarse con un análisis DAFO que también será útil respecto al punto de conocimiento y cohesión anteriormente descrito.
Este primer paso, por tanto, no solo consistirá en descubrir cuál es la meta sino cómo planeamos llegar a ella y cómo, individualmente, podemos influir en el resultado final de forma eficaz y facilitar la labor de los demás miembros. Es bueno establecer entre todos unos parámetros que nos puedan servir como datos de control.
Expectativas y reconocimiento
¿Qué se espera de cada miembro del grupo? ¿qué se espera del conjunto? Para dirigir adecuadamente las energías individuales tenemos que proporcionar información sobre cómo se va a medir el trabajo, lo que se espera de cada uno y aclarar las personas que tendrán autoridad y sus funciones.
El conocimiento de los roles dentro de un equipo ayudará a que las fuerzas se dirijan eficazmente pero hay que apoyarlo con una buena selección de líderes que no provoquen problemas internos ni riñas por la autoridad conferida. Cada objetivo puede tener su propio responsable pero no es bueno que existan demasiados dentro de una misma línea de trabajo.
Entre las expectativas tenemos que introducir el material o procesos de apoyo que acompañarán el trabajo de todos. De esta manera se le podrá dar un buen uso y aprovechar las herramientas que pone la empresa a disposición de sus trabajadores.
Por último, todo esto no sería suficiente si no lo acompañáramos por un buen sistema de salarios, incentivos y motivaciones adicionales basadas tanto en el premio económico como en la simple atribución de méritos y reconocimiento de las capacidades de cada uno.
Para poder realizarlo de manera adecuada hay que plantear unos procesos de control justos y lo más objetivos posibles para que cada individuo sepa cuál es su progresión y entiendan lo que deben mejorar antes de que finalice la tarea y se establezcan objetivos individuales.