Toma decisiones: No decidir es Decidir no hacer nada

A una y otra orilla de un caudaloso rio había sendos monasterios. Un perro dócil y querido por los monjes comía a su antojo en uno u otro monasterio.
Cuando sonaba la campana avisando para la comida de los monjes, el perro, estuviera en una u otra orilla del rio, iba a uno u otro monasterio, donde le daban las sobras. Pero en una ocasión estaba bañándose en el rio cuando oyó la campana del monasterio de la orilla derecha.
Empezó a nadar hacia dicha orilla para ir a comer y entonces escucho la campaña del monasterio de la orilla izquierda, lo que le hizo cambiar de rumbo e ir hacia el otro lado del rio.
Pero ambas campanas seguían sonando. El perro empezó a reflexionar sobre que clase de comida le agradaba mas y DUDA EN TOMAR UNA DECISION, por una o por la otra. Iba hacia un lado del rio y luego hacia el otro, hasta que finalmente le faltaron las fuerzas, se hundió en las aguas y tristemente murió.
El poder de saber QUE
El primer requisito para obtener cuanto usted quiera es SABER QUE. La primera razón de que la gente no triunfe es que no sabe QUE quiere. De modo que vaga sin objetivo por la vida buscando algo… pero no sabe que.
Gira desesperadamente en círculos. Piensa que sube cuando en realidad se hunde. Sabe que quiere algo pero no sabe “QUE”. Empiece a pensar AHORA en lo que usted quiere. No tiene que decidirlo ahora pero siga pensando en eso mientras lee esto.

Toma decisiones: Organizar con eficacia, hacerlo ayuda a tomar las mejores decisiones.

La idea de cualquier sistema gerencial es, por una parte, mejorar nuestra capacidad para tomar decisiones; y, por la otra, volvernos más productivos, pues nos permite administrar mejor nuestro tiempo.

Así pues, ¿cómo implementamos el sistema para decidir quéhacer? Hay tres formas:

1. Cuatro preguntas para elegir qué hacer en cualquier

momento:

1.1. ¿Qué puedo hacer inmediatamente con los instrumentos disponibles?

1.2. ¿Cuánto tiempo tengo disponible antes de mi próxima cita?

1.3. ¿De cuánta energía dispongo actualmente?

1.4. De todo lo que tengo que hacer, ¿qué es lo más importante?

2. Modelo triple para evaluar nuestro trabajo diario: diariamente hacemos

tres tipos de actividades:

2.1. Trabajo predefinido y planificado.

2.2. Trabajo que surge en el momento.

2.3. Definir nuestro trabajo.

Al final del día, debemos evaluar el balance entre estas tres actividades y responder la siguiente pregunta: ¿estoy contento con dicho balance? Y si la respuesta es negativa, ¿qué debo hacer para cambiar dicho balance?

3. Modelo de seis niveles para revisar el trabajo: en líneas generales, podemos analizar nuestra vida en seis áreas:

3.1. Toda la vida.

3.2. Próximos 3 a 5 años.

3.3. Próximos 1 a 2 años.

3.4. Áreas de responsabilidad.

3.5. Proyectos actuales.

3.6. Tareas actuales.

Nuestro éxito dependerá de que gerenciemos estas seis áreas de nuestra vida de un modo balanceado. Por otra parte, la lista de cosas que no estamos haciendo siempre será mayor que la lista de cosas que sí estamos haciendo.

La clave para sentirnos bien es no sólo saber qué hacer sino además qué dejar de hacer. Nuestro sistema de tareas debe ayudarnos en ambos sentidos.

Link GTD IV