Película: Gung Ho

Estándar

“Gung Ho” es una frase utilizada como grito de entusiasmo, de unión para hacer juntos una faena en busca de alcanzar una meta. Este libro presenta el relato de una historia real sobre como la encargada de una planta (Peggy) y su mentor (Andy), un indígena responsable de uno de los departamentos, quienes se abocan a la tarea de llevar a la planta a un estado de productividad y de realización plena en el trabajo, que los llevó a recibir un reconocimiento en la Casa Blanca.

“Gung Ho” es una filosofía de trabajo creada por el abuelo de Andy, basándose en ejemplos tomados del comportamiento de ciertos animales, que aplicados en el comportamiento humano en el trabajo permiten alcanzar un estado óptimo, que hace del trabajo una actividad motivadora, productiva y satisfactoria.

Los tres elementos para llegar a ser un individuo y un equipo “Gung Ho” comprenden los siguientes ejemplos de la naturaleza:

“El espíritu de la ardilla” tiene su enfoque en valorar lo que hacemos, en ver el trabajo no por la calidad o cantidad de lo que se produce, que es importante, sino por el beneficio que tiene para uno, para los suyos y para la sociedad en general. Un enfoque importante en este punto radica en los valores, que son las bases constantes de la actividad. Los planes y la misión pueden cambiar, pero los valores permanecen sin cambio. Es la ética del comportamiento de grupo.

 “El estilo del castor” esta dirigido más a la forma en que se realiza la tarea, es decir, cada persona conoce los valores (las reglas) y los planes (la cancha), con lo cual tiene clara su participación, su capacidad y su responsabilidad para contribuir al logro de las metas.

Abarca también la relación entre el individuo y la organización desde ambos puntos de vista (los sentimientos, pensamientos y sueños son respetados y alentados), así como el aspecto de asignar a las personas actividades acordes a su capacidad pero que representen un desafío para desarrollarse.

“El espíritu del ganso” viene a dar impulso a los dos aspectos anteriores mediante el entusiasmo que da el regalarnos día a día la motivación de un reconocimiento y felicitación por el trabajo bien realizado. El aspecto de salario entra como primer etapa pues se debe satisfacer las necesidades elementales de las personas, luego se pasa a la segunda fase que comprende ganar energía a través de la motivación mutua a través de felicitarnos mutuamente por lo bien hecho.