Los 10 mandamientos para comprar un tablet.

Qué debes tener en cuenta a la hora de adquirir este dispositivo


Los 10 mandamientos para comprar un “tablet”
La llegada del Apple iPad hace un año ha popularizado los tablets, una nueva categoría de dispositivos que se sitúa a medio camino entre smartphones y netbooks. Ningún fabricante quiere quedarse fuera de este mercado que, según los expertos, ha llegado para quedarse.
Un documental de 1994 titulado The Tablet Newspaper: a vision for the future, que ahora se puede volver a ver desde YouTube, vaticinaba que la tecnología avanzaría de tal modo que, en el futuro, los ordenadores serían herramientas para crear contenidos que serían reproducidos en un aparato muy similar a lo que hoy en día es el Apple iPad o cualquiera de los tablets que hay en el mercado.
Afortunadamente, una vez más, la realidad ha superado a la ficción y casi dos décadas después tenemos aparatos como los que mostraba aquel vídeo, pero que, además de leer el periódico, nos permiten disfrutar de muchas más funcionalidades.
A pesar de todo, “el mercado de los tablets es muy joven”, tal y como comenta Javier Galiana, director de Consumo de Intel Iberia, quien añade: “Los fabricantes están desarrollando sus productos muy rápido y la demanda sigue creciendo”. Sin embargo, no todos son iguales. ¿Qué debes tener en cuenta si estás pensando en hacerte con un tablet? Principalmente, en estos cuatro aspectos:
Entre siete y 10 pulgadas. ¿Cuál es el tamaño de pantalla ideal? “No hay una configuración que sea más recomendable que otra, simplemente depende del uso que le dé el cliente”, advierte Pablo Borja, responsable de Producto de The Phone House. Borja aconseja un tablet de siete pulgadas, para usarlo en movilidad, “porque es más ligero y portable” y uno de 10, “si sólo lo vas a usar en casa, para disfrutar de una pantalla más grande”. Este experto descarta los modelos con un display de solo cinco pulgadas: “Entran en competencia directa con los smartphones”. Con respecto al tipo de pantalla táctil, la mayoría tiene una ‘capacitiva’, que ofrece una experiencia de uso más natural. También puede ser ‘resistiva’, que es la que suelen incluir los modelos más económicos.
Procesador. “No podemos olvidarnos del corazón del dispositivo, que es el rendimiento del procesador. Tanto su potencia para multitarea como su ahorro de energía marcarán grandes diferencias en la experiencia de usuario”, asegura Javier Galiana, de Intel. Laura Arroyo, product manager de Asus, recomienda uno de “doble núcleo”.
Sistema operativo. Actualmente la batalla se libra, principalmente, entre e iOS, de Apple y Android, de Google. Aunque no son los únicos. “Es normal que convivan diferentes plataformas, al igual que ocurre en el mercado de los smartphones. No debemos olvidar MeeGo y Windows, que son sistemas horizontales que pueden ser adoptados por un mayor número de fabricantes”, explica Galiana. La responsable de Producto de Asus, apunta: “La mayoría lleva Android y la última versión, 3.0 Honeycomb, ya representa el 40% del total de tablets. Al final, sólo sobrevivirán los sistemas que ofrezcan una amplia gama de compatibilidad y aplicaciones”.
Conectividad. La elección nuevamente depende del uso que le dé el usuario. “Los primeros estudios de los que disponemos indican que el lugar principal de uso del tablet es el salón de casa, por lo que para estos usuarios tiene sentido un producto con Wifi. Para los consumidores que desean poder utilizarlo en cualquier momento y lugar, la conectividad 3G es la mejor opción”, aclara el director de Consumo de Intel Iberia.
¿ADIÓS A NETBOOKS Y PORTÁTILES? 
Muchos expertos vaticinan un oscuro futuro para ordenadores portátiles y netbooks (su versión reducida en tamaño y prestaciones) por culpa del auge de los tablets. De hecho, un estudio de Forrester Research asegura que en Estados Unidos el año que viene se venderán más tablets que portátiles y en Europa también les superaran en ventas un año después. ¿Significa eso que fagocitarán a sus hermanos mayores? “Todas las expectativas de mercado hablan de un crecimiento vertiginoso de la familia de los tablets en los próximos cinco años”, cuenta Pablo Borja, para quien “es claramente el segundo dispositivo de una familia y esto choca directamente con los netbooks. Esperamos una canibalización cercana al 40%”. Menos pesimista se muestra Laura Arroyo, de Asus: “A diferencia de lo que podemos pensar, los principales perjudicados van a ser los e-Readers. Los e-Books acabarán adaptándose a la necesidad de tener en un único aparato todas las prestaciones”. Y desde Intel Iberia, Javier Galiana, apunta: “No vemos a los tablets como una amenaza de netbooks o portátiles. Son únicamente una nueva categoría de producto que, por sus ventajas y limitaciones, está llamada a coexistir con las que ya había. Creemos que el mercado de ordenadores seguirá creciendo en el mundo y si a finales de 2010 se vendía un millón al día, nuestras expectativas son duplicar esa cifra en 2015”.
PRIMERO EL IPAD Y DESPUÉS GLORIA 
El tablet de Apple no fue el primero del mercado, pero sí el que ha conseguido dinamizarlo, gracias a unas ventas que han superado los 15 millones de unidades de su primera generación en todo el mundo, en menos de un año. “Nos llevan tiempo de ventaja”, señala Arroyo, de Asus. El product manager de The Phone House también reconoce el mérito de la multinacional de Cupertino: “Apple se mantendrá como líder en el mercado, ya que se trata de un referente dentro de la familia de los tablets, como lo ha sido el iPod en la de los reproductores de mp3”. No obstante, este profesional estima que “poco a poco irá perdiendo cuota en favor de Android”. 
Pedro Serrahima, director de Pepephone, también destaca la supremacía de este fabricante sobre el resto: “Está ganando claramente la batalla porque está ofreciendo un producto con una relación funcionalidad/sencillez muy buena, con una calidad muy alta y un precio razonable (viendo los de la competencia). Cualquiera que quiera hacerle frente, tendrá que mejorar alguno de estos aspectos sin renunciar a los otros”.

Un decálogo para no equivocarte
1. Optarás por una pantalla de, al menos, siete pulgadas.
2. Elegirás un sistema operativo con una gran variedad de aplicaciones.
3.  Comprarás uno con Wifi, si sólo piensas utilizarlo dentro de casa o en la oficina.
4. Te harás con uno con 3G, si piensas emplearlo en movilidad.
5. Contratarás una tarifa de datos ajustada al consumo medio que hagas de la conexión 3G.
6.  Te decantarás por un e-Reader sólo si lo quieres para leer e-Books.
7.  Elegirás un modelo con un procesador potente, a ser posible de doble núcleo.
8.  Te fijarás en las posibilidades de conectividad (puertos USB, HDMI…).
9. Te descargarás aplicaciones para poder sacarle partido. 
10. No sólo jugarás con él. También es una herramienta de trabajo con la que gestionar el correo, hacer presentaciones…