Gazpacho para tu equipo. Dales motivación.

Al igual que decimos que las mejores cosas de la vida son sencillas, muchas de las mejores prácticas empresariales no necesitan complejos procesos ni grandes inversiones.
Para que un equipo de trabajadores se sientan motivados podemos apoyarnos en algunos sencillos puntos, que como si fueran los ingredientes de un Gazpacho, lograrán refrescar las relaciones humanas y en último término mejorar el desempeño general.
Para poder aplicar esta receta necesitaremos un bol de voluntad, una tabla y un cuchillo para cortar los prejuicios y algo de energía para romper nuestras prácticas habituales. ¿Estamos listos? Pues vamos a ponernos el delantal y a sacar los ingredientes para hacer un sabroso gazpacho. Necesitaremos:

  1. Mostrar una actitud receptiva
  2. Implementar un sistema de comunicación activa
  3. Reconocer del esfuerzo
  4. Respetar
  5. Ser amables
  6. Ser justos
  7. Repartir las tareas
  8. Premiar e incentivar el cumplimiento de los objetivos personales y organizacionales
  9. Formar
  10. Promover la honestidad de los trabajadores
  11. Comprometernos con los miembros de la organización y sus necesidades
  1. Dar ejemplo

¿Son muchos ingredientes? No te preocupes, la mayoría son muy económicos y fáciles de conseguir. Solo debemos introducirlos en la batidora hasta obtener una suave crema, esperar a que repose y servir fresco.
El consumidor podrá sentirse como un trabajador valorado, que puede hablar con honestidad y que se siente independiente en la realización de su trabajo. Además, no solo estará más motivado sino que rendirá más en la gran mayoría de los casos.
Se pueden añadir más ingredientes, de hecho se puede decir que cada uno tiene su propia receta, pero podemos decir que en la mayoría de las ocasiones las relaciones humanas se sustentan sobre pequeños gestos y grandes actitudes que deben estar presentes durante todo el año.

Mansus&Bandhu

La mejor inversión, tu desarrollo personal.

A mi parecer hay dos tipos de personas. Los que se quejan y están aburridos constantemente, solamente esperando a que el fin de semana llegue, y los que siempre intentan hacer algo. Hacen cosas todo el tiempo e intentan activarse. Son las personas para los que las horas del día no son suficientes y quieren lograr algo en sus vidas.

Me siento parte de ese segundo grupo. No me gusta perder el tiempo y mas aún no me gusta cuándo los demás me hacen perder mi tiempo. No es que no me relaje (Acabo de estar un semana en Mallorca, disfrutando de sus calas), pero si estoy descansado prefiero hacer algo que solamente ver el tiempo pasar. Prefiero leer sobre algo o escribir algo, programar algo, diseñar algo.

Y si hay trabajo por hacer u otra cosa, siempre estoy intentando mejorarme a mí mismo. ¿Por qué no te relajas un poco más?  puedo escuchar algunos de vosotros decir. Es sencillo. El tiempo que paso en mejorarme a mí mismo, siempre tiene recompensa más tarde. Mejorarse a uno mismo es una inversión de tiempo y de energía en vez de una inversión de dinero, pero los dos pueden pagar bien. Una mejora personal puede mejorar tu salud, tu estado mental o tu estado financiera.
Te dejo con dos áreas dónde cualquier persona puede trabajar en su tiempo libre para una mejora personal duradera:

Mejora tu salud. Caminando treinta minutos al día puede alargar tu vida. Leí por allí que caminar treinta minutos/día durante 12 años añade, en promedio unos 1.3 años a tu vida. Un ejercicio vigorso puede añadir aún más, 3.7 años de vida por promedio.
Añadir 3.7 años a tu vida por realizar un poco de ejercicio diario es un argumento profundo para empezar mejorar tu saludo. Eso no significa que tienes que dejar ver Mad Men por las tardes. No debería ser un gran problema combinarlo.

Mejora tu conocimiento. Las ideas tienen un valor muy potente y aumentan su valor cada día, sobre todo en un contexto donde la sociedad se dirige a una creatividad recompensada. El conocimiento es la base sobre la que la creatividad es construida. Exponerse a uno mismo a nuevas ideas en una mezcla de ideas y experiencias de vida que ya tienes aumenta la posibilidad de que tengas una idea única. Y esas ideas únicas pueden llegar a ser muy valerosas.

La manera más obvia para mejorar tu conocimiento es obviamente leer…Lee un libro que tiene la potencialidad de sorprenderte.

La otra idea es buscar activamente personas con las cuales puedes tener una conversación interesante. Comparte tus ideas, escucha las suyas. Acepta el criticismo de una idea tuya no como una crítica de tí sino del idea en sí.

Estas son dos maneras de mejorarte a tí mismo. Lo que supongo que quiero decir con este post es que la diferencia entre los que tienen éxito y los que no  parece que está en como ellos “gastan” su tiempo. Las personas que logran cosas pasan casi todo su tiempo haciendo cosas que les hace mejores a ellos mismos, asi sea ponerse en situaciones desafiantes, conocer a personas interesantes o realizando una maratón.

Haz una lista de las cosa que quiere mejorar y fijate un objetivo, ¡vamos manos a la obra!

La vuelta de vacaciones es una buena época para fijarse nuevos objetivos o reconsiderar actitudes.

Todo jefe que desee mejorar el funcionamiento de su departamento, área o negocio necesita reflexionar para establecer nuevas metas, emprender nuevos proyectos, o simplemente moldear algún aspecto de su gestión para mejorar los resultados.
Con el día a día, y las distintas obligaciones que debemos atender, difícilmente encontramos el momento para hacerlo, aplazando dicho ejercicio para tiempos más calmados. En las vacaciones, ni que decir tiene que tenemos tiempo para reflexionar sobre estas cuestiones, convirtiéndose en una ocasión estupenda para desarrollar nuevas ideas y enderezar el timón del barco cuando los resultados no nos hacen sentir cómodos. De hay viene lo de cargar las pilas o mejor dicho la mente despejada y la ideas más claras pues habremos dejado la tozudez en la playa……Vaciar la mente.
Solo de esta manera podremos intentar que a la vuelta de vacaciones nuestro departamento o negocio de un salto cualitativo, con la convicción de que hemos sopesado con la suficiente tranquilidad decisiones de carácter estratégico.
Con ello no quiero decir que las vacaciones sean para meditar, puesto que es un tiempo para el ocio y el descanso, pero eso sí, debemos aprovechar la tranquilidad y el sosiego para lograr una buena reflexión que difícilmente podemos considerar en el día a día no estoy diciendo con esto que debamos pensar en el trabajo de forma continuada pero si vaciar la mente y si se nos viene ideas, reflexiones, ….. anotarlas subrayar en la mente, no por esto nos vamos a obsesionar más con el trabajo pero si nos hacer en la vuelta ver las cosas de otra manera y aportar cosas nuevas.

El valor de la armonía en el trabajo y en la vida.

La armonía en cualquier ambiente que se produzca favorece el bienestar lo que influye decisivamente en que el logro de los objetivos que se proponen resulte más sencillo, al contrario de los escenarios en los que prima la tensión y el conflicto y en los que, por tanto, es más difícil iniciar cualquier acción.
En la empresa en casa no queda ajena a esta circunstancia y por eso se ha de procurar establecer una sintonía entre los procesos que se producen en la organización y las personas que han de realizarlos porque de esta manera se logra que éstos se realicen de un modo más eficiente, empleando menos recursos para conseguirlos.

En la empresa hay tres escenarios es importante una adecuada alineación entre las decisiones y las acciones:

  1. Lo que se ofrece con lo que el mercado necesita. Es incuestionable que cuando se ofrece lo que el mercado está solicitando se logra un alto grado de penetración y se incrementa el nivel de satisfacción al cliente, lo que redunda favorece la fidelización de los clientes. Un ejemplo en la mente de todos, Apple.
  2. Los intereses de los inversores con los objetivos del equipo gestor. En una pequeña empresa la sintonía suele existir porque ambas figuras recaen la misma persona, pero cada vez más, las pymes tienen que recurrir a incluir en su acionariado a inversores y mantener ese compromiso de alineación de intereses es muy importante porque en caso de obviarlo puede ser motivo de conflictos que lleguen incluso a poner en peligro el futuro de la organización.
  1. Los productos que se ofrecen con las expectativas del cliente. Hay que tener muy bien identificados los clientes clave y satisfacer sus necesidades. Las soluciones intermedias no suelen satisfacer a nadie, por lo que es imperativo priorizar para poder triunfar.

Estos son solo tres ejemplos básicos en los que es necesario estimular la armonía para poder introducirse y mantenerse en el mercado, obviarlos, acaba pasando factura. No hay que olvidar que la empresa es una entidad social en la que hay que armonizar intereses particulares con otros generales y el éxito está en encontrar el equilibrio óptimo.

Esto es un ejemplo aplicado a la empresa pero si vamos a nuestro nuestro puesto de trabajo también tenemos unes puntos de armonía. Si lo aplicamos a la familia también.
¿has buscado los puntos de armonía de tu trabajo y de familia? Te invito a que lo hagas.