Respeto entre jefe, empresario, trabajador….. pero ante todo compañeros.

Estándar

Entornos informales, realidades informales. Negocios informales, tratos informales. Tantas y tantas cosas informales, pero existe una cosa que como mínimo dentro de la informalidad, no se debería perder: el respeto entre compañeros (Jefes, empresarios, trabajadores, liberados sindicales….) y más con quien nos paga el salario o influye en el salario.

De acuerdo que hoy se trabaja más por proyectos, de acuerdo que vivimos en un entorno más colaborativo y menos estructurado, de acuerdo que no hace falta ver al empresario para el que se trabaje como al gurú ante el que hemos de arrodillarnos. Pero de eso a pensar que estamos de cervezas con él mientras estamos trabajando media un trecho.
El trabajador es el trabajador y el empresario es el empresario. Y del mismo modo que el empresario debe de respetar al trabajador, el trabajador también debe de respetar al empresario y a la empresa que trabaja, y existen ciertos límites que no se deben traspasar.
La cordialidad en todo momento, pero el mostrarse y el actuar como si fuésemos “colegas” de toda la vida, puede traernos muchos problemas. Puede hacer que se traspasen ciertos límites que posteriormente sean muy difíciles de resituar.
En el medio estamos lo jefes y mandos intermedios, por lo que se mira para dos lados tanto para arriba como para abajo. Pero mire donde se mire si hay respeto la situación debe ser de una cordialidad difícil de superar y sobre todo motivadora para todos y sobre todo satisfactoria para la empresa por eso me quedo con las palabras para mi fundamentales en el ambiente laboral, RESPETO y TOLERANCIA.