La jornada de trabajo del siglo XXI

Estándar

Encajar los intereses de la empresa y de los trabajadores en lo referente a la jornada laboral suele ser complicado, en mi opinión, porque muchas empresas enfocan el problema desde el punto de vista de las horas trabajadas y no desde el de la productividad, que relaciona el tiempo con el resultado.

Yo también soy de los que opina que es una cuestión de productividad y no sólo de horas. No por estar más horas vamos a obtener mejores resultados, es más, cuando nos pasamos un excesivo número de horas en la oficina, al final acabamos rindiendo menos. En mi caso, prefiero la jornada flexible, porque rindo mucho más que en la jornada rigida (Continua o partida). La parada del mediodía para comer para mí es matadora y por la tarde me cuesta horrores seguir al mismo ritmo que por la mañana, al dejar la oficina (y no es porque le pegue al vino, no va a ser que alguien piense mal…) es por que no puedo mantener un orden en la comida lo mismo voy a las 14 horas a comer como a las 15.30 no se ni como me dan de comer.
Una de las ventajas más importantes de la jornada continua es que nos permite hacer más cosas a lo largo del día, además de trabajar: Deporte, recados, descansar, estudiar,… es cuestión de proponérselo ¿No es esto una gran ventaja para la empresa (y para los trabajadores)? Mayor satisfacción de los empleados (que llegan más frescos a trabajar y pueden ofrecer nivel de desempeño mayor), personas mejor formadas, más sanas, conciliación del trabajo con la vida familiar,… y muchas otras ventajas que te puedas imaginar.
Al final es una cuestión de cultura, ganas, voluntad por todas las partes, confianza y compromiso, frase con la que estoy totalmente de acuerdo. Cada empresa deberían buscar su fórmula y aplicarla con sentido común: Jornada intensiva, algunas horas de teletrabajo (se puede hacer mucho con una simple conexión a internet en casa),… Al final, creo que saldrán ganando las 2 partes (y mucho) y si tienes familia ya no comentamos quien manda más que el Jefe…….. por eso es vital mantener la flexibilidad, pero reconozco que no todos lo trabajos son iguales pero hay que buscar el punto de productividad común.