Los atributos de un buen jefe

Los atributos de un buen jefe

En una encuesta de empresas de cuáles son los ocho atributos de un buen jefe, nos dan los siguientes atributos:

  • Representar e inculcar la integridad en el departamento y en la empresa.
  • Buscar mejoras continuas en los productos y servicios ofrecidos.
  • Crear un ambiente laboral y una cultura de respeto de los unos a los otros.
  • Predicar con el ejemplo…trabajar tan duro como todos.
  • Comunica de forma abierta y efectiva.
  • Buscar constantemente buenas ideas del equipo.
  • Mantén una actitud positiva.
  • Muestra pasión y conocimiento de su departamente y de qué puede hacer.

Es importante mejorar el clima laboral

Es importante mejorar el clima laboral

En estas páginas hemos hablado mucho de la importancia de los equipos de trabajo y de hacerlos funcionar bien, eliminando los obstáculos e incentivando lo que ayuda a hacerlo mejor con la consecuente mejora del ambiente laboral y de la productividad. El artículo vinculado recalca en la necesidad de tener reglas claras pero, también, de la importancia de un margen de libertad. Este margen de libertad es muy importante para fomentar la creatividad y es lo que menos se ve en las empresas españolas.

Como el labor diario de los trabajadores, especialmente del conocimiento, es más complicado medir y mejorar, ya que incluyen tareas que son más diversas y poco precisas, diferente a los trabajos de fábrica y los administrativos, mejor permitir ambientes abiertos dentro de los márgenes establecidos. Las pistas que nos dan para mejorar el clima laboral, y que explican en el artículo vinculado, son las siguientes:

  • Respeto
  • Subrayar las experiencias positivas del cliente con la compañía
  • No presionar
  • Dar tiempo libre
  • Mostrar comprensión
  • Fijar reglas claras

Es responsabilidad de todos, no sólo de los jefes, que el ambiente laboral sea lo más positivo posible para el mejor funcionamiento del negocio. Una empresa que lo tiene bien encaminado rendirá mejor y producirá mejores resultados, con su consecuente continuidad y aseguramiento de los puestos de trabajo. En los tiempos que corren, mejor ayudar a que las cosas anden bien que no.