Productividad y correo electrónico no son buenos amigos

wpid-correos-2011-04-30-01-21.jpg

No se por qué tengo la sensación de que estamos llegando a un abuso de las herramientas informáticas y parece que podemos llegar a convertir una herramienta como el correo electrónico en algo que nos da más trabajo del que nos quita. En estas fechas parece que productividad y correo electrónico no son buenos amigos.
Ya hemos hablado en alguna ocasión de buscar alguna alternativa para intentar reducir el correo electrónico, y cómo trabajar de una forma colaborativa nos puede despejar el bosque de correos recibidos a lo largo del día, dejando el correo electrónico sólo para aquellas cuestiones importantes y evitando las notificaciones que podemos realizar por otros medios. 

Ahora que es época de vacaciones, siempre que volvemos de una ausencia se suele pasar la mañana de vuelta sólo para leer el correo. Y es que creo que el Spam se genera en muchas empresas de forma endógena al abusar del uso del correo para todo tipo de comunicaciones. ¿Cuántos de los correos recibidos a lo largo del día en nuestra propia organización son completamente inútiles?
De nada sirve haber puesto el asistente informando a nuestros remitentes que estamos fuera de la oficina. Como estamos dentro de X listas de correo, que siguen funcionando, enviando los correos que van dirigidos a todo el grupo en el cual estamos incluidos. Finalmente cuando volvemos al trabajo nos dedicamos gran parte de la primera mañana de vuelta a “limpiar” el correo y ponernos al día.
Deberían existir unas políticas corporativas con el uso del correo electrónico mucho más estrictas de lo que son actualmente para que todos los trabajadores sean conscientes de que sólo se debe usar el correo para cuestiones algo más importantes que avisar que salimos a tomar café. Quizás tendríamos que diferenciar entre cuestiones a corto plazo, que se resuelven en el mismo día, y a largo plazo.
Las cuestiones de corto plazo, que se solucionarán en el día se pueden resolver con el uso de redes sociales, tipo Twitter o Yammer si lo utiliza la empresa o mediante mensajería instantánea interna en la empresa. Si son cuestiones que se alargan en el tiempo tal vez sería mejor tratarlas en documentos tipo Wiki, y utilizar el correo más como herramienta secundaria que tratar todos los temas a través del correo. ¿Qué os parece a vosotros? ¿No os parece que el correo electrónico puede llegar un punto de gestión que nos da más trabajo del que nos quita?