Los avisos de confidencialidad en el correo electrónico

wpid-disclaimer1-2011-04-21-01-16.jpg
En muchas empresas es habitual el uso de firmas en los mensajes de correo electrónico que incluyen advertencias del siguiente tipo:
“Este mensaje se dirige exclusivamente a su destinatario. Contiene información CONFIDENCIAL sometida a secreto profesional o cuya divulgación está prohibida por la ley. Si ha recibido este mensaje por error, debe saber que su lectura, copia y uso están prohibidos. Le rogamos que nos lo comunique inmediatamente por esta misma vía o por teléfono y proceda a su destrucción.”

¿Impresionante, no? Pues a parte de impresionar, parece que no sirven para otra cosa. Además de lo chocante que resulta recibir algo así acompañando a cierto tipo de mensajes, resulta que su utilidad como arma para evitar la divulgación de contenido confidencial es nula, ya que no podemos obligar al receptor a que acepte condiciones que le obliguen a cualquier cosa sin su conformidad previa.
Reconozco que yo los envío con los correos de mi empresa, pero visto lo visto, quizá tendríamos que plantearnos el dejar de hacerlo.
Por otro lado, profundizando un poco más sobre el tema, parece que ni los propios abogados se ponen de acuerdo, cosa bastante habitual en éste y otros asuntos, así que lo mejor será estar atentos y no equivocarnos con el destinatario, por si acaso.