Organizar con eficacia, o mantener todo funcionado. GTD (V)

Revisar ó mantener todo funcionando

Revisar regularmente mantiene todo funcionando bien y nos permitirá ser más eficientes y productivos. Además, esto estimulará nuevas maneras de pensar.

¿Con qué frecuencia debemos revisar nuestro sistema?:

1. Diariamente: el calendario y la lista de “próximas tareas”. Vea qué debe hacer, qué citas tiene y qué puede hacer con el tiempo disponible.

2. Semanalmente: las listas de proyectos, de tareas delegadas y en espera. Evalúe lo que está sucediendo en su vida.

Reserve tiempo la próxima semana para hacer ciertas tareas específicas. Este es el momento de vaciar su mente y llenar el sistema. Algunas personas hacen esta revisión al final de la semana, mientras que otras prefieren hacerla al principio.

La revisión semanal es el mejor momento para:

2.1. Reunir todo lo que llegue a nuestras vidas.

2.2. Procesar eficientemente todas las cosas.

2.3. Ver el calendario de la próxima semana.

2.4. Actualizar las listas.

2.5. Limpiar los archivos de cosas irrelevantes.

2.6. Limpiar, actualizar y completarlo todo.

3. Mensualmente o trimestralmente: el panorama completo. Es importante aclarar periódicamente los objetivos a largo plazo, la visión y los valores. En la revisión mensual debemos:

3.1. Repasar los objetivos fundamentales.

3.2. Pensar dónde queremos estar en tres años.

3.3. Evaluar cómo está progresando nuestra carrera.

3.4. Considerar asuntos sobre nuestro estilo de vida.

3.5. Tratar de alinear nuestros valores y estilo de vida.

3.6. Evaluar nuestra vida y trabajo.

3.7. Tomar decisiones importantes.

Si revisamos regularmente el sistema, estaremos más seguros de estar haciendo lo correcto. Dado que nuestras necesidades y preferencia personales cambian con el tiempo, debemos revisar constantemente el sistema para que este no se salga de los objetivos fundamentales.