Los diez atributos del Jefe.

Estándar

En momentos difíciles, es aún más importante que nuestros jefes den la talla y no continuan en el camino egoísta, prepotente y autoritario. Una cosa es ser jefe y otra muy distinta es ser líder.

El liderazgo es muy necesario en tiempos difíciles y especialmente necesario en una empresa que acaba de pasar por un periodo de reducción de empleo. Los trabajadores que quedan necesitan mucho esfuerzo, mucho entendimiento y mucho liderazgo.

Se debe entender que los éxitos provienen de un buen equipo bien organizado y compensado y, para eso, el jefe debe ser menos jefe y más líder. Si es verdad que a los jefes se les copia,  mejor que sean buenos.

Los atributos que nos ofrecen para describir un buen líder, más elaborados en el artículo de referencia, son los siguientes:

 

  1. Auténtico no falso.
  2. Confiable no errático.
  3. Anclado no desconectado.
  4. Optimista no pesimista.
  5. Consciente de sí mismo no inconsciente.
  6. Impulsado por propósitos y pasión y no por poder y temor.
  7. Inclusivo no divisivo.
  8. Enfocado en otros no en uno mismo.
  9. Respetuoso no manipulativo.
  10. Capaz de fomentar nuevos líderes y no sólo mantener seguidores.

No debe sorprender que los peores jefes son los que más trabajadores pierden y así van muchas empresas.

¿Qué os parece, si mirais arriba qué ves, jefes o líderes?